Mundial de fútbol 2014: no sólo juegan los grandes

> Las selecciones más humildes se preparan para la cita mundial de Brasil 2014

Prácticamente todo el mundo sabe, de una forma u otra, que dentro de poco más de un mes comienza el mundial de fútbol de Brasil, y en 2016, los juegos olímpicos de Río de Janeiro. El país entero está emocionado por dos eventos que se van a vivir con una intensidad pasmosa.

lanubeEn los medios de comunicación nos hablan de las grandes selecciones; España -vigente campeona-Brasil –país organizador- Alemania, Inglaterra, Argentina, Portugal… Grandes selecciones que, en principio, van a llegar alto.

Pero hoy vamos a dar la oportunidad de informar sobre dos selecciones que para el gran público son desconocidas. Sin ellas, se perdería la esencia y la condición primordial de unión y diversidad de un mundial de fútbol. Hablamos de las selecciones de Irán y Australia.

La selección iraní, entrenada por el portugués Carlos Queiroz, se encuentra en el puesto 37 del ranking FIFA. Su primera participación fue en el mundial de 1978, perdiendo contra Holanda y Perú, aunque llegó a empatar contra Escocia.

Pero uno de los momentos clave en la historia del fútbol fue la “batalla”, tal y como la llamaron los medios franceses cuando transcurría el mundial de 1998. Irán derrotó 2 a 1 a Estados Unidos, grandes rivales políticos, repercutiendo en la despedida de la selección americana del mundial, y su consiguiente celebración en las calles de Teherán.

Uno de los jugadores más importantes de la selección iraní es Javad Nekounam, experimentado centrocampista que ha sido más de 120 veces internacional. Los aficionados pamplonicas se acordarán de él, porque militó en el Osasuna desde el año 2006 hasta el 2012.

Otro de los equipos desconocidos en la selección australiana. Un país donde los deportes más populares son el rugby, el fútbol australiano, el cricket y los deportes acuáticos, el fútbol o soccer se está haciendo cada vez más popular.

Compañera de grupo de La Roja, se encuentra en el puesto 59 del ranking FIFA. Los llamados socceroos pertenecen a la Confederación asiática de fútbol, porque solo Nueva Zelanda era capaz de plantar cara a una selección que quiere progresar en el difícil mundo del fútbol. Australia, pese a ser un equipo de tercer nivel, tiene el récord de haber metido a Samoa Americana, en 2001, la mayor goleada de la historia: 31 a 0.

La mayoría de los jugadores socceroos juegan en Europa, en equipos de máximo nivel, como Chipperfield que juega en el Basilea suizo o Kewell, delantero del equipo turco Galatasaray.

Realmente, las posibilidades de que pasen a octavos de final son muy bajas. Con un buen plato de comida china, veremos los partidos desde nuestro televisor y apoyaremos a estos equipos. Nos alegraremos si alguno de ellos logra, aunque sea, un empate.

Autor: Javier Acosta.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*